Mi Aventura en el Polo Norte!

Agustina nos cuenta la magnifica experiencia de llegar a lo más alto del mapa! 

En marzo de 2018 tuvimos la dicha de ser invitadas por uno de nuestros operadores de mayor confianza a participar de un viaje único e irrepetible, la travesía al Círculo Polar Ártico para ver las auroras boreales, y cuánto que las disfrutamos! Pero en esta ocasión quiero contarles de todas las otras aventuras que se pueden vivir por aquellas latitudes, para que no dejen de considerarlo su próximo destino por temor al frío o a no ver las famosas luces del norte, que al ser un fenómeno natural no hay garantías de presenciarlo!

Es un viaje de experiencias al 100%, desde aprender como vestirse para no sufrir las bajísimas temperaturas (lo más bajo que vivimos fueron -29°C) hasta degustar platos típicos: mucho salmón, quesos, sopas y guisos potentosos para entrar en calor, sin dudas una de las cosas que mas disfruté fue la comida!

Tuvimos la posibilidad de manejar nuestros propios trineos tirados por perros, los típicos Huskys, que están adaptados naturalmente para estas zonas, sólo corren cuando las temperaturas son bajo cero y su mejor rendimiento se aprecia cuanto más desciende la misma, aman correr! Se forman en grupos de unos 10 perros, y se mantienen juntos durante toda la carrera, que es liderada por las hembras, y mientras corren van comiendo la nieve de los costados del camino o refregándose para aplacar el calor, si si leíste bien, sienten calor!! Son hermosos y super amigables! siempre recibiendo caricias de todos los visitantes. Pero los de perros no son los únicos trineos que podemos encontrar, también están los tiernos renos, una imagen que te transportará directamente a la Navidad.

Una de las actividades más especiales que realizamos fue la navegación en el rompehielos Sampo. Nos embarcamos en el Mar Báltico que por su baja salinidad se congela en invierno y la única forma de que los barcos, tanto comerciales como de pasajeros, lo puedan transitar es que un rompehielos vaya despejando y marcando el camino. El Sampo, un barco ya retirado de su ardua labor, fue destinado desde hace años a paseos turísticos, y hacia allí fuimos!. No hay forma de describirles la experiencia que se siente al ver al barco posarse sobre los bloques macizos de hielo y con todo su peso quebrarlos para luego desplazarlos hacia los costados, los crujidos, los colores de los bloques, una maravilla! y debemos sumarle que en un punto de su recorrido se detiene y nos invitan a desembarcar sobre el hielo, allí nos encontramos con un paisaje blanco interminable para donde mires, es como estar en un salar, nada indica que estamos parados sobre el mar, solo cuando realizan un hueco y vemos el agua. Allí te dan la posibilidad de enfundarte en un traje especial y zambullirte para flotar en el mar helado, INCREÍBLE! Demás está decir que no te mojas, ni sentís frío, es una experiencia para no perderse y apta todas las edades!

Es un viaje repleto de aventuras! paseos en motos de nieve por paisajes salidos de película; picnics en medio del bosque nevado; pesca del cangrejo rey en la noche sobre un fiordo congelado con auroras de marco, y su posterior degustación (riquísimo!); concierto privado en la Catedral Ártica; vuelo en avioneta en plena tormenta de nieve; dormir en un iglú de cristal; conocer la aldea de Papá Noel; también tuvimos la oportunidad de conocer al pueblo Sami, los nativos de la zona, con sus vestimentas coloridas tan típicas, super interesante su historia y lucha para ser reconocidos. Es una lista larguísima y fascinante de experiencias en un lugar fuera de este Mundo!
Mi Tip: sumé muchísimo sauna (fanática yo?) en mi opinión la clave para no enfermarse!

Me despido contando uno de los mejores momentos del viaje, la última noche en el Polo Norte luego de nuestra cena de despedida en Rovaniemi, nos ofrecieron la opción de disfrutar del sauna al estilo finlandés, que se basa en permanecer un rato en el sauna seco bien caliente, luego darse una zambullida en el lago helado (hacen un agujero en el lago congelado por donde accedes al agua) y para terminar volvés al sauna húmedo bien caliente, un viaje ALUCINANTE de principio a fin! ANÍMATE, no te vas a arrepentir!